Un mundo diferente, salvaje, ANIMAL.

2.3 Insectos

TÁBANO

MIRAR QUE OJOS TIENE.

Los tabánidos (Tabanidae) son una familia de dípteros braquíceros comúnmente conocidos como tábanos que, como el resto de los dípteros, sólo tienen dos alas funcionales, las anteriores. Las alas posteriores han sido transformadas en halterios o balancines, apéndices que ayudan al control del vuelo, lo que les permite volar muy activa y eficazmente, alcanzando los 30 kilómetros por hora en vuelo recto, en particular los tábanos de pradera (géneros TabanusHybomitraChlorotabanus, etc.), más que los de hábitats forestales, como Chrysops.

Esta familia posee 4500 especies alrededor del mundo, de las cuales 1000 pertenecen al género Tabanus.

La familia Tabanidae se puede dividir en tres subfamilias reconocidas:

En los tabános existe un marcado dimorfismo sexual que afecta a dos aspectos de su anatomía. En primer lugar, las hembras presentan un aparato bucal picador-cortador más fuerte, en relación con un hábito hematófago no compartido con los machos. En segundo lugar, los machos son holópticos y las hembras dicópticas; en los primeros los ojos compuestos se juntan por arriba, cubriendo la parte superior de la cabeza; éste es un rasgo compartido con otras familias de moscas, como los sírfidos.


DOCUMENTALES


ESCARABAJO GOLIAT

Esta especie de escarabajo proviene de la familia de los escarabeidos, denominación bajo la cual se engloban todos los escarabajos de gran tamaño, además de presentar llamativos colores.  La historia egipcia nos revela que este insecto era considerado como símbolo sagrado de inmortalidad. Se trata del mayor insecto en cuanto a tamaño y se encuentran mayoritariamente en las selvas de África y zonas cálidas.  Presenta unas largas antenas que hacen de órganos sensoriales.

Su cuerpo es robusto y compacto y de la cabeza le sobresale un cuerno.  Sus dos alas se protegen de élitros, de textura más endurecida y combina el negro y el blanco.  Se alimentan de polen, néctar, frutas y savia.  Un escarabajo en edad adulta puede llegar a medir entre 5 y 10 centímetros y pueden alcanzar los 100 gramos de peso.  De hecho, cuando vuelan, debido a su tamaño, emiten un sonido vibrante similar al de un helicóptero.

Las Mariposas

La mariposa o polilla es el estado adulto de este insecto volador.  Se encuentran miles de especies repartidas por todo el mundo, y pueden ser diurnas o nocturnas.  Generalmente las hembras son más grandes que los machos y presentan una coloración diferente.

En cuanto su morfología en estado adulto, se distinguen tres partes; la cabeza, el tórax y el abdomen.  Presentan cuatro alas escamadas y diseños y colores muy diversos.

Hasta llegar a convertirse en mariposa, este insecto pasa por un proceso de desarrollo.  La primera etapa es el huevo, que más tarde se convertirá en oruga o larva, en esta segunda etapa se centra en la alimentación y el crecimiento.

En la tercera etapa, crisálida, se da la transformación de los tejidos finos de la larva a las estructuras que darán forma al insecto. Finalmente se convierte en mariposa, en cuya etapa se cubren la función reproductiva y móvil de la especie, emigra y coloniza hábitats nuevos.  La hembra pone cientos e incluso miles de huevos.

Su alimentación se basa principalmente en las plantas, algunas especies comen únicamente un tipo de planta.  Mediante la espiritrompa succionan el néctar de las flores; se trata de una estructura bucal extensible.

La mariposa de mayores dimensiones encontrada hasta ahora,  es una hembra de unos 30 cm  de envergadura, y se encuentra en Papúa Nueva Guinea. Recibe el nombre de Ornithoptera Alexandrae y es una especie que está protegida.


Las Libélulas

Las libélulas son insectos de tipo artrópodo y muestran una implacable habilidad para volar.  Gracias a que pueden agitar sus alas de forma diferente, son capaces de regular la velocidad de su vuelo.

Su hábitat se sitúa en bosques o jardines, pero siempre están cerca de agua, ya sean ríos, lagos, estanques o zonas pantanosas, debido a que la hembra deposita allí sus huevos después de la cópula. La mayor parte de vida la pasan en estado de larva, luego, en la fase adulta pueden alcanzar los cuatro meses de vida.

Se alimentan de otros insectos voladores, ya sean moscas, mosquitos o abejas e incluso de otras libélulas.  Las libélulas se caracterizan por tener una excelente vista, y esto es debido a la estructura de los ojos cuya morfología permite casi los 360 grados de campo visual.

Destaca de sus características la perfilada técnica de camuflaje.  Gracias a los movimientos que realizan son capaces de crear una ilusión óptica, se proyectan a sí mismos, de forma que la presa no se percata del rápido ataque que va sufrir.

Los expertos han encontrado miles de especies de libélulas, pero la más común es la denominada Anax junius, cabe destacar un dato sorprendente; puede llegar a volar a una velocidad de 85 Km por hora.


Las Hormigas

La hormiga es uno de los insectos más conocidos y admirados por su capacidad de organización y habilidad en la construcción. Su origen se ubica al final de la época del Cretácico, hace 146 millones de años.

La formación de las hormigas se desarrolla a través de la metamorfosis; pasan de ser larvas, luego pupas y finalmente se convierten en hormigas adultas.  Cuando están en el estado de  larva el resto de hormigas se encargan de su cuidado y procuran que estén en las condiciones óptimas para su buen desarrollo, adecuando lo mejor posible las condiciones de temperatura, lo que supone que deben ser trasladadas de una cámara a otra buscando así el mejor entorno para las larvas al igual que cuando están en estado pupal.

La hormiga obrera cuando llega a edad adulta se encarga, en un primer momento, del cuidado del resto y de la reina.  Más adelante llevará a cabo lo que será su tarea de por vida; cavar y contribuir a elaborar el nido, además de ir en busca el alimento y defender su colonia cuando sea necesario. Dentro de las hormigas obreras, se pueden diferenciar tres tipos según las características físicas en función del trabajo que deban realizar, por tanto existe una especialización.  Por ello las hormigas más grandes que poseen mandíbulas de mayor tamaño se encargar de la defensa de la colonia.

A través de las feromonas las hormigas pueden establecer una comunicación que les permite, por ejemplo, reclamar al resto de hormigas su presencia ante un hallazgo de alimento.  Gracias a estas sustancias químicas que segregan las glándulas sexuales, pueden dejar el rastro de la ruta que deban hacer saber a las demás.

Existen muchas clases de hormigas.  La hormiga Argentina es un tipo de hormiga invasora, que arrasa con todo lo que encuentra, afectando negativamente al ecosistema y a otros insectos, arácnidos y demás artrópodos.  La hormiga de Fuego tiene su origen en Sudamérica y es conocida por su dolorosa picadura.  Se trata de una hormiga carnívora y puede resultar peligrosa para aquellos que padezcan de alergias.


Las Avispas

Hay muchas variedades de avispas, con hábitos y características estructurales diversos. Pueden dividirse en avispas sociales y avispas solitarias. Entre las primeras están los avispones, la avispa de pintas o manchas amarillas y las grandes avispas de color caoba conocidas como avispas del papel; viven en colonias formadas por machos, hembras y trabajadoras estériles. Entre las avispas solitarias no hay trabajadoras; construyen nidos individuales.

El tamaño de las avispas varía mucho de una especie a otra. Algunas de las parásitas son tan diminutas que pueden desarrollarse varias de ellas en el interior de un pequeño huevo de insecto. Otras especies alcanzan una longitud corporal de unos 5 cm. La avispas hembra y las trabajadoras poseen un aguijón que emplean para atacar a sus presas o para protegerse de los agresores. El veneno de las avispas contiene histamina y un factor que disuelve los glóbulos rojos de la sangre. La picadura de la avispa puede ser fatal para las personas sensibles a ella. La inmunización puede lograrse por medio de inyecciones de extractos de antígenos. Véase Alergia.

Aunque, por lo general, las avispas adultas son carnívoras, algunas comen también materia vegetal, por ejemplo, fruta muy madura. Como norma, las avispas jóvenes son alimentadas sólo con otros insectos o restos de insectos. Varias especies tienen importancia económica, ya que se encuentran entre los polinizadores de los cultivos comerciales y porque algunas se alimentan de orugas destructivas. Una especie nativa de África actúa como depredadora de los huevos del escarabajo Hércules, un insecto que causa inmensos daños en las regiones en las que se cultiva el coco. Muchas variedades parásitas, que ponen sus huevos en el cuerpo o en los huevos de su huésped, son útiles para el control de algunas plagas dañinas, como las del pulgón, la polilla del manzano y la polilla del algodón.

Las avispas sociales construyen nidos, o avisperos, de una sustancia semejante al papel, fabricados con fibras masticadas. Los nidos de las avispas de motas amarillas y de los avispones se componen de varias capas de celdas envueltas en una cubierta externa de forma globular. Las avispas del papel construyen nidos abiertos y planos con un único panal. La construcción inicial del nido corre a cargo de la reina, que es la única que sobrevive al invierno. Los primeros huevos se transforman en obreras, que continúan la construcción del nido y se hacen cargo del cuidado de las crías. En el transcurso de una estación, un nido de avispas del papel puede alcanzar los 20 cm de diámetro y alojar varios cientos de avispas. Las comunidades de avispas de motas amarillas pueden contar con varios miles de miembros.