Un mundo diferente, salvaje, ANIMAL.

PEZ VELA

El Pez Vela
Hablando de  las maravillas del océano es necesario mencionar al pez vela, que es uno de los más veloces de los mares, alcanza una velocidad asombrosa de hasta 109 Km/h que equivale a 30 m/s. Esta proeza la logra gracias al extraordinario diseño hidrodinámico de su cuerpo, que a menudo es confundido con el pez espada.

A los peces vela pertenecen dos especies, pez vela del Atlántico y pez vela del Pacífico. Se considera una diferencia de tamaño, siendo más pequeño el primero mencionado.


La primera aleta dorsal en forma de vela es el principal distintivo de esta especie y que le ha dado su nombre común. Ostenta entre 37 y 49 elementos, y alcanza una altura mayor que la de su cuerpo. Su forma le permite cortar el agua con extraordinaria facilidad siendo el complemento ideal para alcanzar grandes velocidades. La segunda aleta dorsal es mucho más pequeña, con seis u ocho rayos únicamente. La cola constituye otro elemento fundamental en la propulsión, al estar unida por un fuerte y poderoso pedúnculo caudal.

Estos hermosos peces registran longitudes entre dos y tres metros, y pueden alcanzar hasta 100 Kg de peso, no obstante por el aumento en su pesca es bastante difícil encontrarse ejemplares que superen los 40 Kg. Su color azul metalizado es bastante llamativo en su cuerpo alargado, musculoso y comprimido. La mandíbula superior se extiende formando una fina asta al estrecharse, y termina en forma de pico redondeado.

El pez vela es carnívoro, su alimentación incluye calamares, atunes, pulpos y peces voladores. A menudo usan su pico para apartar células de peces del cardumen y hacerlas más vulnerables en la caza. Aunque pueden sumergirse hasta 30 metros de profundidad para buscar presas, prefieren hacerlo a luz del día en aguas poco profundas a lo largo de bordes coralinos.

En su distribución geográfica habitan el Océano Atlántico, el Golfo de México, el Océano Pacífico y el Océano Índico.

De su reproducción se sabe que las hembras realizan desoves múltiples o intermitentes, probablemente en las mismas aguas donde tuvo lugar la fertilización, y donde habita normalmente. Las larvas tienen una tasa de crecimiento exponencial. Se estima que la longevidad de la especie se encuentra entre los 13 y 15 años de vida. La diferencia entre sexos se da por el mayor tamaño de las hembras.

Atrapar un ejemplar de pez vela puede significar un gran logro para un pescador, no sólo por lo apetecido de su carne sino por las dificultades que representa poder capturarlo dadas su velocidad y acrobacias. Por esto y por la falta de conciencia sobre la finitud de los recursos naturales, se ha visto disminuida su población. En algunos países ya se adelantan proyectos de conservación y pesca regulada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s