Un mundo diferente, salvaje, ANIMAL.

Los Pinzones

Los pinzones pertenecientes a esta familia presentan una diversidad máxima por Eurasia, donde el pinzón común o vulgar es una de las especies más frecuentes del oeste de Europa. En la península Ibérica es habitual. Mide 15 cm de largo. El macho tiene una corona de color azul pizarra; la parte trasera es de tono castaño; el obispillo, grisáceo, y presenta tonalidades entre rosado y óxido en la cara y el pecho. En las alas, a la altura de los hombros, tiene franjas blancas, y en vuelo muestra las plumas exteriores de la cola, de color blanco. La hembra es de color oliva pardusco por el dorso y más pálido por la zona ventral.

Los pinzones anidan en bosques y sus márgenes, y en jardines; a menudo tienen dos nidadas por año. Producen un gran destrozo en los árboles frutales, ya que en primavera se comen los capullos de las flores. Muchos de ellos migran al sur y al oeste de Europa durante el invierno. Los dos sexos viajan, desde algunas zonas, en bandos separados. El macho joven de pinzón aprende el canto de los adultos cercanos, y se pueden distinguir diferentes cantos según las zonas en las que habitan.

El pinzón real vive con frecuencia en bosques subalpinos de abedules y en la taiga euroasiática. Se reproduce en el norte de Europa e inverna en la zona mediterránea, donde frecuenta bosques, parques, jardines y campos. El macho tiene el obispillo blanco, el dorso oscuro y las franjas alares blancas. Durante las migraciones, las bandadas a menudo son mixtas, de pinzones vulgares y reales. Una especie que a veces se considera pinzón común es el pinzón azul o del Teide, de las islas Canarias, que anida en los bosques de coníferas de Gran Canaria y Tenerife.

Estimadas como aves de jaula, estas especies diminutas son nativas de África, Asia y Australia, aunque han sido introducidas en otros lugares; por ejemplo, nueve especies se han introducido en las islas Hawai. En cautividad, la más común es el pinzón cebra, una especie australiana muy utilizada en los laboratorios para estudios de conducta animal debido a la facilidad con la que se reproduce.

En algún momento del pasado, cierto tipo de pinzón llegó a las islas Galápagos, situadas en el océano Pacífico frente a la costa occidental de Sudamérica. Sus descendientes ocuparon nichos ecológicos distintos en las diferentes islas, dando lugar a 14 especies, todas ellas pertenecientes a esta familia. Una de ellas evolucionó fuera del archipiélago de las Galápagos, y llegó hasta la isla de Cocos, casi 800 km al noreste. Todos son negruzcos o gris pardusco apagado, con o sin rayas. Difieren por su tamaño y la forma de sus picos. Estos últimos van desde el típico pico de insectívoro a un pico grueso y poderoso capaz de romper nueces y semillas. Una de las especies, el asadorero, usa herramientas, en concreto una espina de cactus, para sacar larvas de los agujeros de los árboles.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s